TATVAMASI "Tú eres eso" - AHAM BRAHMASMI " Yo soy Brahman" - AYAMATMA BRAHMAN "Este Yo es Brahman" - PRAJÑANAM BRAHMAN "La Conciencia es Brahman" - SATCHIDANANDAM BRAHMAN "La eterna existencia, la conciencia eterna, la eterna paz es Brahman".
"Mi enseñanza no es una filosofía. Es el resultado de experiencia directa. Mi enseñanza es un medio de practicar, no algo a lo que aferrarse o motivo de adoración. Mi enseñanza es como una balsa que permite cruzar el río. Sólo un tonto llevaría la balsa de vuelta después de haber llegado y alcanzado la otra orilla de la liberación. " - Buddha
"Los grandes sabios no se identifican con ninguna religión o credo particular. Están por encima de ese tipo de distinciones. Ellos pertenecen a toda la humanidad." - Swami Rama

"Sirve, ama, da, purifícate, medita y realízate. Sé bueno, haz el bien, sé amable y compasivo. Pregúntate: ¿Quién soy yo? Conoce el Ser y sé libre." - Sri Swami Sivananda Maharaj

"No te quedes sentado en forma ociosa. Sabe que tú eres Divino en tu naturaleza esencial. Tú no has venido aquí a llorar y a lamentarte. Afirma tu Divina naturaleza. Despierta! Levántate! Tú eres un peregrino en el sendero de la Verdad." - Swami Chidananda
Si hay una constante en todas las fuentes de yoga, esa es su insistencia en el carácter “secreto” de su enseñanza. El secretismo es la forma de salvaguardar la transmisión íntegra y protegerla de contaminaciones externas. Aunque actualmente el acceso a todo tipo de información es libre, rápido y cómodo, el carácter secreto del yoga sigue estando vigente. Cabe distinguir entre “información”, a la cual se puede acceder de manera casi ilimitada, y “conocimiento”, cuyo acceso está tan restringido hoy como siempre lo ha estado. En la tradición india, el conocimiento es un bien que se merece y conquista, no un derecho que tienen todos los hombres por igual, a modo de como se entiende en el mundo moderno. Tradicionalmente, el acceso a los textos clásicos estaba restringido a iniciados en yoga, principalmente porque su comprensión dependía directamente de su práctica. De esta forma, se evitaban malas lecturas manteniendo la escritura en secreto. Actualmente, casi todo el mundo puede tener acceso a la lectura de estas obras o a alguna de sus traducciones. Sin embargo, de todos los que tendrían acceso a la lectura, verdaderamente muy pocos se interesarán por las obras, y de esos, otros pocos las leerán. De esos escasos lectores, alguno será practicante de yoga. Y de esos practicantes, quizá alguno llegue a comprender su contenido. De esta manera, se puede entender que la restricción de este tipo de textos sigue siendo la misma que cuando fueron redactados por primera vez. La única diferencia es que tradicionalmente se evitaban las lecturas inapropiadas a través del secretismo, y en el mundo moderno, el libre acceso a la información propicia que algunos confundan “información” con “conocimiento”. Más allá de esas distinciones, el conocimiento verdadero sigue estando protegido como siempre lo estuvo. - José A. Offroy

sábado, 6 de abril de 2013

EL PALACIO MISTERIOSO DE BRAHMAN - Sri Swami Sivananda

 Sivananda
El albañil construye una casa de piedras, ladrillos pequeños, cal y cemento. Usa grandes trozos de piedra en la construcción de las paredes principales y pone ladrillos pequeños y guijarros para llenar las hendiduras, enyesa la pared con cal y finalmente extiende una capa de cemento. Saca lustre a la pared con los últimos toques y al final la pinta para atraer los ojos. Así también, el Arquitecto Divino, Dios, ha construido este cuerpo humano con la ayuda de Prakriti. Los huesos representan las piedras grandes; los músculos representan los guijarros; la grasa los ladrillos; la dermis o piel blanca la cal; la piel o la epidermis el cemento; el pigmento de la piel la pintura. Mira la destreza maravillosa del Ingeniero Divino, Ingeniero de todos los ingenieros. Los músculos están fijados a los huesos por medio de tendones. Las articulaciones son conservadas intactas por los ligamentos. La acumulación de grasa embellece y da buena forma a los miembros, el tronco y el abdomen. El pigmento en la piel atrae los ojos de los que lo miran y las personas son engañadas por la falsa belleza del cuerpo perecedero. Se aferran a este cuerpo y debido a este apego están envueltas en la rueda de nacimientos y muertes.

El cuerpo es un palacio móvil misterioso. Su Divina Majestad, Brahman, vive allí. Brahman es el Alma inmortal o el Atma. Buddhi o intelecto es Su Primer Ministro. La mente es el comandante. Los diez Indriyas son los soldados o los criados. Los ojos son las maravillosas ventanas del palacio. La boca es la salida. Los ojos y oídos son la entrada. Los Devatas que presiden los Indriyas, orejas, ojos, nariz, etc., son los custodios. Los nervios son los cables. El cerebro constituye los receptores, recibe todos los mensajes. También contiene un interruptor estupendo. Prana es la electricidad. Los huesos son las montañas. Las venas son los ríos. La vejiga es el océano. Los intestinos y la uretra son las alcantarillas. El corazón es la provisión de agua. Las arterias son los tubos. El corazón astral es el jardín de Vrindavan, Susbuma es el Kunjgalli de Vrindavan. Jiva es la dulce Radha que quiere unirse con el Señor Krishna, o Brahman, por medio del Samadhi de Yoga. Sahasrara, o la corona de la cabeza, es el lugar donde se unen Radha y Krishna, el alma individual y Brahman. Los diferentes Chakras son los lugares de descanso con el árbol de Kadamba.

El cuerpo está formado por cinco elementos. Los huesos no son nada más que tierra o arcilla. La sangre y la carne no son otra cosa que agua. El brillo en la piel y los ojos no es nada más que fuego. El Prana que se mueve en las fosas nasales y los pulmones es tan solo aire. Este aire se apoya en el éter. El éter es el soporte para todos los otros cuatro elementos. Aire, fuego, agua y tierra han emanado del éter. Cuando el cuerpo es enterrado, los huesos se convierten en tierra. Vuelven a su origen. Si mediante la práctica de Laya-Chintan fundes la tierra en el agua, el agua en el fuego, el fuego en el aire, y el aire en el éter, el cuerpo no existe realmente. Es reducido a nada. Mediante la magia de Maya percibes este cuerpo. En realidad, lo que existe es el alma imperecedera, que es el soporte para este cuerpo y para la mente.

El cuerpo es inerte e insensible. Se queda como un tronco tan pronto como Prana lo deja. Parece ser sensitivo debido al contacto con el Prana, la mente y la inteligencia reflejada, como una bola de hierro parece ser una bola de fuego por el contacto con el fuego. La inteligencia reflejada, o Chaitanya, impulsa primero al intelecto inerte, ya que es muy sutil, el intelecto está en contacto con ella, y a través del intelecto este cuerpo inerte también se activa. Así es que el cuerpo se mueve, siente y lleva a cabo varias clases de acciones. Después de todo la carne mortal es arcilla, los huesos son solamente una modificación de la tierra. Oh hombre, no te apegues a este cuerpo de carne, a esta red de huesos. Deja el apego por este cuerpo. Destruye la ignorancia. Experimenta al Ser Inmortal y sé libre.

El Señor se está escondiendo en las cavidades interiores de este palacio misterioso. Está jugando al "escondite" contigo. Encuéntralo. Búscalo. Búscalo en las cavidades de tu corazón retrayendo la mente y los Indriyas de los objetos externos y practicando concentración y meditación.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...