TATVAMASI "Tú eres eso" - AHAM BRAHMASMI " Yo soy Brahman" - AYAMATMA BRAHMAN "Este Yo es Brahman" - PRAJÑANAM BRAHMAN "La Conciencia es Brahman" - SATCHIDANANDAM BRAHMAN "La eterna existencia, la conciencia eterna, la eterna paz es Brahman".
"Mi enseñanza no es una filosofía. Es el resultado de experiencia directa. Mi enseñanza es un medio de practicar, no algo a lo que aferrarse o motivo de adoración. Mi enseñanza es como una balsa que permite cruzar el río. Sólo un tonto llevaría la balsa de vuelta después de haber llegado y alcanzado la otra orilla de la liberación. " - Buddha
"Los grandes sabios no se identifican con ninguna religión o credo particular. Están por encima de ese tipo de distinciones. Ellos pertenecen a toda la humanidad." - Swami Rama

"Sirve, ama, da, purifícate, medita y realízate. Sé bueno, haz el bien, sé amable y compasivo. Pregúntate: ¿Quién soy yo? Conoce el Ser y sé libre." - Sri Swami Sivananda Maharaj

"No te quedes sentado en forma ociosa. Sabe que tú eres Divino en tu naturaleza esencial. Tú no has venido aquí a llorar y a lamentarte. Afirma tu Divina naturaleza. Despierta! Levántate! Tú eres un peregrino en el sendero de la Verdad." - Swami Chidananda
Si hay una constante en todas las fuentes de yoga, esa es su insistencia en el carácter “secreto” de su enseñanza. El secretismo es la forma de salvaguardar la transmisión íntegra y protegerla de contaminaciones externas. Aunque actualmente el acceso a todo tipo de información es libre, rápido y cómodo, el carácter secreto del yoga sigue estando vigente. Cabe distinguir entre “información”, a la cual se puede acceder de manera casi ilimitada, y “conocimiento”, cuyo acceso está tan restringido hoy como siempre lo ha estado. En la tradición india, el conocimiento es un bien que se merece y conquista, no un derecho que tienen todos los hombres por igual, a modo de como se entiende en el mundo moderno. Tradicionalmente, el acceso a los textos clásicos estaba restringido a iniciados en yoga, principalmente porque su comprensión dependía directamente de su práctica. De esta forma, se evitaban malas lecturas manteniendo la escritura en secreto. Actualmente, casi todo el mundo puede tener acceso a la lectura de estas obras o a alguna de sus traducciones. Sin embargo, de todos los que tendrían acceso a la lectura, verdaderamente muy pocos se interesarán por las obras, y de esos, otros pocos las leerán. De esos escasos lectores, alguno será practicante de yoga. Y de esos practicantes, quizá alguno llegue a comprender su contenido. De esta manera, se puede entender que la restricción de este tipo de textos sigue siendo la misma que cuando fueron redactados por primera vez. La única diferencia es que tradicionalmente se evitaban las lecturas inapropiadas a través del secretismo, y en el mundo moderno, el libre acceso a la información propicia que algunos confundan “información” con “conocimiento”. Más allá de esas distinciones, el conocimiento verdadero sigue estando protegido como siempre lo estuvo. - José A. Offroy

viernes, 8 de noviembre de 2013

SRIMAD BHAGAVAD GITA UPANISHAD - part 7

 artista: Anup Gomay

CAPITULO 12.°
YOGA DE LA DEVOCION

ARJUNA:

1. Entre todos aquellos hombres que te adoran, oh Krishna, dime: ¿Quiénes son los mejores devotos: los que te adoran en tu forma física, como Dios manifestado en forma humana,o aquéllos que te adoran como Luz Pura en tu forma imperecedera?

KRISHNA:

2. Aquéllos que me entregan las riendas de su vida, adorándome continuamente con su amor, teniendo en Mí una Fe inamovible, éstos son los que Yo considero como los mejores devotos.
3. Mas aquellos que aman al Eterno, Infinito e Imperecedero, como mi forma inmanifiesta, La Energía Omnipresente que estando más allá del pensamiento no puede ser abarcada por la mente humana, el Constante e Inmutable.
4. Aquéllos que llevando una vida en armonía con su mente controlada, amando por igual a todas las cosas que existen, regocijándose en el bien de todas las criaturas, en verdad, también vienen a Mí.
5. No obstante, ardua es la tarea de aquéllos cuya meta a alcanzar es mi Forma Inmanifiesta. Porque el camino que conduce a este estado es muy difícil y duro para aquellos mortales que pretendan conseguirlo.
6. Mas aquéllos para quienes Yo soy su Fin Supremo y me entregan las riendas de su vida, ofreciéndome los frutos de todas sus acciones.
7. Aquéllos que, con amor puro, meditan en Mí y me adoran, muy pronto quedan libres de las influencias del océano de Maya. Ya no son muertos en vida, pues libres están ya de la muerte, al entregarme su vida a Mí.
8. Pon todo tu amor únicamente en Mí y entrégame tu mente. De este modo, en verdad, encontrarás en Mí vida eterna.
9. Mas si no te resulta fácil entregarme tu mente, entonces intenta entregármela mediante la práctica del Yoga de la concentración.
10. Si no te resulta fácil concentrarte, ofréceme todos tus trabajos a Mí. Tan sólo tratando de servirme con todas las acciones que haces, te será posible alcanzar la perfección.
11. Incluso, si hacer esto te resultase difícil, haz entonces que la devoción por Mí, sea tu refugio. Entrégame los frutos de todas tus acciones, sirviéndome con devoción y humildad en tu corazón.
12. En verdad, la concentración es mejor que el mero esfuerzo, y aún mejor que la concentración es la meditación pero aún por encima de la meditación está la entrega por amor, en servicio desinteresado, porque la consecuencia de la entrega es Paz.
13. El hombre de buena voluntad que muestra simpatía y compasión por todas las criaturas, que libre de todo egoísmo, ya no concibe pensamientos como “Yo” o “Mío”, dotado de una paz estable, permanece en armonía tanto en los momentos de placer, como en los de desdicha, manteniendo una actitud continua de perdón hacia toda ofensa:
14. Un Yogui de estas cualidades, siempre esforzándose con determinación en la práctica del Yoga, al tiempo que alegre y complacido, que concentra su mente y su visión interior en Mí, este hombre en verdad me ama, al igual que Yo le amo a él.
15. Aquél que nada ni nadie le perturba, siendo a su vez fuente de paz para los otros, aquél que está más allá de las emociones, el odio y el miedo, éste es también Mi amado.
16. Aquél que está libre de las atracciones y promesas del mundo, que es puro y sabio, siendo consciente de todo lo que hace, sin verse afectado por la naturaleza cambiante de la dualidad, y que, dejándose llevar y confiando, ofrece todos sus trabajos a Dios y no a él, en verdad, este hombre a Mí me ama y Yo le amo también.
17. Aquél que no siente atracción ni repulsión, que ha renunciado a los logros personales y la obtención de bienes, que, estando más allá del bien y del mal, ya no se queja por nada, agradeciéndome todo con su amor, a este hombre Yo le amo en verdad.
18. El hombre que, sin hacer diferencias entre sus amigos y sus enemigos, los ama a todos por igual, cuya alma permanece inalterable tanto en el éxito como en la desgracia, habiendo superado ya todas las experiencias sensoriales de frío y calor, placer y dolor, libre ya de las ataduras de los apegos.
19. Que permanece inalterable tanto en la infamia como en los halagos, sumergiendo su alma en el silencio, cuyas riquezas no son de este mundo, y siendo feliz con lo que tiene, agradeciéndomelo con su amor, en verdad, este hombre gana Mi amor, y así lo obtiene.
20. Pero aún mucho más queridos para Mi son aquellos que, teniendo Fe y Amor, me consideran como su Fin Último. En verdad, aquellos que escuchan mis palabras de verdad, con el corazón abierto, y beben de las Aguas de la Vida Eterna, me son entrañablemente queridos.

CAPITULO 13.°
CONOCIMIENTO, CAMPO Y CONOCEDOR

KRISHNA:

1. A este cuerpo, oh Arjuna, se le llama el Campo. Y aquél que lo conoce se le llama el conocedor.
2. Has de saber que Yo soy el conocedor de todos los campos de Mi creación pues, de la consciencia que puede ver el Campo y el conocedor del Campo, es de donde se origina el verdadero Conocimiento.
3. Ahora te voy a explicar brevemente qué es el Campo y qué cualidades posee, cómo se modifica y cuándo se produce cada modificación, quién es el conocedor y cuál es su poder.
4. Los grandes sabios preservadores de los Vedas han cantado estas verdades en diferentes versos y en muchas medidas musicales, elogiando a Brahman con grandes palabras, empapadas de fe y llenas de verdad.
5. Los cinco elementos, el sentido del “Yo” individual, la consciencia, el subconsciente, los cinco órganos de los sentidos y los otros cinco de la acción y por encima de ellos, la mente y los cinco campos de la percepción sensible:
6. Deseo, placer, sufrimiento, capacidad de asociación, inteligencia, búsqueda, esto es en suma lo que se llama el Campo y sus modificaciones:
7. Sinceridad, humildad, mansedumbre, benevolencia, rectitud, devoción al Maestro, firmeza, autocontrol.
8. Ausencia de deseos de placeres sensoriales, ausencia del sentido del “Yo” individual, inmutabilidad ante los sufrimientos del nacimiento y de la muerte, al igual que ante la vejez, la enfermedad y el sufrimiento en general.
9. Libre de la esclavitud a los apegos, libre incluso de la atadura al afecto familiar, esposa o hijos, con la mente en constante sosiego, tanto en el gozo como en la desdicha.
10. Con inalterable, asidua y exclusiva devoción por Mí, frecuentando parajes solitarios y evitando el bullicio de las multitudes.
11. Con constante anhelo por disolverse en el Espíritu Interior y firme determinación en el Conocimiento de la Verdad que nos lleva a la liberación: en verdad, esto es el auténtico Conocimiento que nos conduce a la Visión Espiritual. Todo lo que se oponga a esto es ignorancia.
12. Ahora te hablaré del propósito del Conocimiento, tal que una vez conocido éste, el hombre trasciende la muerte: Brahman es lo que debe ser conocido, carece de principio y de fin, es el Supremo, está más allá de lo que es y de lo que no es.
13. No hay lugar fuera del alcance de sus manos y sus pies, tiene cabezas y bocas en todas partes: Lo ve todo y lo oye todo, pues Él está en todas partes; realmente Él Es.
14. Todo lo que sucede llega hasta Él a través de la Luz de la consciencia, que Él percibe a través de sus infinitos poderes. Más aún así, Él está por encima de todos estos poderes. Él es el soporte de todo, pero Él está más allá de este mundo material. No obstante, Él disfruta de todas las cosas de este mundo.
15. No puede ser visto con estos ojos mortales. Aunque está lejos, también está cerca, aunque se mueve, Él es inmóvil; está dentro y fuera de todo, pues todo lo penetra.
16. Aunque invisible, Él es uno con todo, a pesar de que aparentemente cada ser es una parte separada, originándose así la percepción ilusoria de diversidad. Él es el sustento de todas las criaturas: Él las crea y las destruye.
17. Él es la Luz de todas las luces que brillan, disipando todo vestigio de oscuridad. Él es el Conocimiento y la meta del Conocimiento que mediante el Conocimiento se alcanza. Él mora en el corazón de todos los hombres.
18. Te acabo de explicar en pocas palabras qué es el Campo, qué es el Conocimiento, y cuál es la Meta del Conocimiento del hombre. Cuando un hombre realiza esto, se disuelve en Mi Ser.
19. Has de saber que tanto Prakriti, la Naturaleza, como Purusha, el Espíritu, ambos carecen de principio. Y que todas las modificaciones, las diferentes condiciones de los Gunas, nacen de Prakriti.
20. De la Naturaleza surgen todas las cosas materiales: Es la hacedora, los instrumentos para hacerlas, y también las cosas una vez hechas. Del Espíritu surge la consciencia que es capaz de sentir placer y sentir dolor.
21. Cuando el espíritu se reviste con esta naturaleza mortal, comienza a verse afectado por los continuos cambios de estado de la naturaleza, y cuando cae bajo la atadura de los apegos a las cosas cambiantes, se condena a padecer en el ciclo interminable de las reencarnaciones, de acuerdo con su buen o su mal karma.
22. Pero el Espíritu Supremo del hombre permanece intacto más allá de su Sino, es un mero observador, todo lo percibe, todo lo padece, da inspiración: Se le conoce como el Señor Supremo, Soberano del Alma.
23. En verdad, quien conoce su espíritu a través de su visión espiritual, al tiempo que sabe que la naturaleza de este mundo es cambiante, sea cual fuera la condición de este hombre, ya cesa de ser arrastrado reencarnación tras reencarnación por la fuerza de su destino.
24. Por la Gracia del Señor y a través de la práctica de la meditación, algunos logran ver su propio Espíritu, otros lo logran mediante el Yoga Sankhyaya, mientras que otros lo consiguen mediante el Yoga de la acción.
25. Y es más aún, hay otros que sin tener el Conocimiento, tan solo por escuchar las palabras de otros ya iniciados y poner fe en ellas, logran trascender la muerte, debido a su devoción por el Satsang64 y la compañía de los devotos
26. ¡Oh Arjuna! Cualquier cosa que tome existencia en este mundo, ya sea inmóvil o capacitado de movimiento, has de saber que es el resultado de la unión del Campo y del conocedor del Campo.
27. Aquél que reconoce en todo cuanto sus ojos ven al Inmutable Señor de todas las cosas, reconoce lo único inmortal en el Campo mortal. Éste conoce la Verdad.
28. Quién reconoce como idénticos al Dios existente en sí mismo y al Dios que late en todo lo creado, no hiere a otros, porque en ellos se ve a sí mismo, y de este modo, con seguridad alcanza la Meta Suprema.
29. Aquél que reconoce que es tan sólo la naturaleza la que realiza todas las acciones que se realizan por doquier, en este mundo cambiante, mientras que el Espíritu meramente observa su trabajo, éste en verdad discrimina con acierto.
30. Cuando un hombre puede ver que toda la infinita variedad de seres es una manifestación del Uno, y que todos son uno en El, éste se hace Uno con Brahman.
31. Carente de principio y libre de la naturaleza cambiante, al igual que imperecedero, es el Espíritu Supremo; aunque Él mora dentro de este cuerpo, no interviene en las acciones del cuerpo y libre está de las imperfecciones de cualquier acción.
32. Del mismo modo que el Éter omnipresente es inafectable, por ser de naturaleza intangible, igualmente el Espíritu que habita en la materia permanece puro, estando fuera del alcance de la materia.
33. Del mismo modo que el sol proyecta su luz sobre todas las cosas de este mundo, igualmente el Señor del Campo llena con su Luz todas las cosas del Campo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...